Vestidos de fiesta

Cuando se acerca un evento especial, sabemos que no podemos ir vestidas como habitualmente se suele decir como “casual”, y que para estas ocasiones únicas existen los llamados “Dress Code” o código de vestimenta como se suele utilizar ahora. La pregunta inmediata a eso es, ¿Qué me pongo? ¿Qué vestidos de fiesta tengo?

Gracias a la moda femenina, la mujer en muchas ocasiones tiene el doble de opciones que el hombre para poder vestirse, para elegir su estilo propio de vestimenta, el color, las telas, diferentes marcas y costos; todo lo que reúna en consecuencia, los mejores conjuntos de gala y vestidos de fiesta.

Las opciones de vestidos para cada tipo de mujer

Antes de embarcarse en la difícil tarea de encontrar “el vestido indicado” y deambular tardes enteras por internet o por negocios con una amiga, se debe saber qué tipo de estilo y confección, favorece a cada tipo de mujer y a su figura.

Es fundamental saber qué tipo de vestido es ideal, según nuestro busto, cintura y cadera, ya que de esa manera el vestido de fiesta elegido, será perfecto y potenciará nuestras formas.

Si el cuerpo es lo que usualmente se nombra como “figura triangular o de pera”, con mayor cadera, hombros pequeños y poco busto; el vestido ideal sería con escote en V o cualquier escote que resalte la parte superior del cuerpo, y que además tenga un corte recto.

Si la forma es  “redonda o de manzana”, es decir con poca cintura, con volumen en la zona del abdomen, hombros redondeados y piernas delgadas, el vestido perfecto sería los de corte imperio (falda holgada, o incluso plisada, que potencia la estatura, produciendo el efecto óptico de tener más altura, y conseguir una imagen que realce nuestro busto).

Cada cuerpo es diferente, por eso es súper importante realzarlo y mostrar lo mejor de él. Si la figura coincide con el modelo “rectangular” o con hombros, cintura y caderas que dibujan una línea recta, los mejores vestidos para darle preponderancia a cada parte del mismo; son los ajustados en la parte superior y como mucho volumen a partir de la cintura. Si bien este cuerpo es muy proporcionado en toda su extensión, llevar un vestido de fiesta tubo o ajustado, sería un error.

La figura de “reloj de arena” es una de las más deseadas por todas las mujeres, ya que la parte superior guarda armonía con las caderas y una cintura pequeña. El acierto para destacar esto, es un vestido que dibuje bien la cintura y se adapta a ella; y que debajo tenga vuelo o movimiento.

Por último, el clásico llamado “Triángulo invertido”, donde la mujer tiene mucha personalidad y fuerza en la parte superior, con un torso más prominente y caderas más pequeñas. En este caso, el modelo acertado sería los vestidos “A”, es decir, con mayor volumen debajo y sueltos desde el escote. Para este tipo de cuerpos, nunca es recomendable usar algo muy ajustado en la parte baja, ni utilizar hombreras.

Existen miles de modelos de vestidos de fiesta, pero lo importante siempre, es destacar nuestra figura, sentirnos cómodas y bellas con lo que llevamos puesto.

Pueden acompañarnos vestidos de fiesta acampanados, rectos, corte princesa, ablusados, tipo camisero o túnicas. Tener puesto un vestido con escote corazón, barco, en V, cuadrado, redondo o asimétrico. ¡Sea cual sea el que llevamos puesto, se verá hermoso en nosotras si además de todo, lo llevamos con actitud!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *